PARA QUIÉN

El Banco de Alimentos de Burgos centra su empeño en ayudar a los colectivos más castigados por la pobreza.

Esta ayuda se canaliza a través de las entidades benificiarias del Banco de Alimentos.

Para ser entidad beneficiaria del Banco de Alimentos de Burgos, además de reunir los requisitos que se señalan a continuación, las entidades deberán llevar al menos un año realizando la actividad relacionada con el reparto de alimento o manutención, ya que el Banco de Alimentos solamente supone una ayuda a la labor que realizan las entidades, pero no una donación suficiente para el mantenimiento de esa actividad.

- Ser una institución benéfica o equivalente.

- Estar registrada oficialmente.

- Tener en sus estatutos el propósito de servir a los Colectivos socialmente más desfavorecidos.

- Distribuir gratuitamente los alimentos recibidos y no cambiarlos por dinero.

- No efectuar ningún tipo de discriminación entre los beneficiarios de las ayudas alimentarias.

- No utilizar los alimentos recibidos para finalidades contrarias a los objetivos del Banco de Alimentos (distribución a personas no necesitadas, utilización de los alimentos con fin comercial, etc.).

- No mantener en existencias alimentos procedentes del Banco de Alimentos en cantidades superiores a las que puedan justificarse en razón al periodo transcurrido en dos donaciones sucesivas.

- Abstenerse de cualquier programa o acción pública, y, en general de cualquier comportamiento que pueda perjudicar el nombre del Banco de Alimentos.

- Llevar libros y registros de los productos recibidos y distribuidos.

- Cumplir las normas de seguridad e higiene de los alimentos.

Los tipos de entidades beneficiarias por su naturaleza se pueden clasificar en:

- Comedores de indigentes sociales 

- Residencia de Ancianos.

- Centros de Reinserción.

- Centros de Acogida.

- Conventos.

- Asociaciones Asistenciales.

- Cáritas Parroquiales.

- Ayudas a familias de inmigrantes, otras etnias.

- Ayudas a familias en general.

- Ayudas a madres gestantes.