QUÍENES LO HACEMOS

Todas las personas que colaboran en el Banco de Alimentos de Burgos son voluntarias, excepto una que se encarga de la parte administrativa.

Ser voluntario en los Bancos de Alimentos supone aceptar en su integridad el espíritu que inspira la labor que esta organización lleva a cabo en beneficio de los más necesitados. Cada voluntario debe comprometerse a promover y difundir los siguientes principios: 

  •  Las personas más importantes de nuestra organización son las que nos necesitan, ellas son nuestra razón de ser.

  • Los voluntarios promovemos la comprensión, el respeto y la ayuda mutua entre nosotros.
 Generalmente somos profesionales jubilados o prejubilados, que ponemos nuestras aptitudes, conocimientos y relaciones que hemos ido desarrollando a lo largo de nuestra vida laboral al servicio de los más necesitados.
  • Todos los voluntarios de la organización formamos un equipo: "Que los personalismos no dificulten nuestra labor".
  •  La formación es un derecho del voluntario para ejercer bien su trabajo. 

  •  El trabajo bien hecho en todos los ámbitos de la organización ha de ser nuestra exigencia.
 
  •  Los alimentos que recibimos no nos pertenecen, somos simplemente administradores.

  •  Los alimentos que se nos confían hemos de tratarlos bien, con pulcritud y profesionalidad.
  •  La transparencia en nuestra gestión no ha de tener límites.

  •  Nuestra presencia en la sociedad ha de ser ejemplarizante. Seamos testigos de justicia y solidaridad.

  •  El éxito de nuestra labor reside en nuestro compromiso de atender al mayor número de entidades y por tanto de personas.